martes, 10 de marzo de 2009

Adiós [ANVP]

Cuando cada respiro te recuerda el perfume que ya no percibirás,
cada brisa le recuerda a tu piel el calor que ya no volverá a sentir,
y todo color percata a tus ojos de aquellos otros que no verá;
cuando el trinar de un ave te recuerda la voz que ya no se dirige a ti
y en las noches, la luna se convierte en tu única compañera;

entonces, y sólo entonces, comprenderás porqué no puedo acercarme a ella,
porqué su idea es el peor de los venenos,
porqué su recuerdo es el más malévolo acompañante,
su presencia el más constante tormento,
y su ausencia el más necesario de mis males.

2 comentarios:

Zyrkero dijo...

Me has hecho pensar que yo no he sentido algo así, al menos no directamente. Debería probar. Saludos

Estepario-Steppenwolf dijo...

Saludos Zyrkero, la verdad no te recomiendo mucho que lo pruebes, jaja. Caso contrario es probable que termines escribiendo poemas en la web. Me gusta tu blog, buen humor gráfico.